Florencia López Casco – Directora de Arte (Argentina)

Florencia López Casco – Directora de Arte (Argentina)

https://docs.google.com/presentation/d/1vuRR3-4hL2eb5wefQVzSFYWlMccTJ8bYrLVoI7VRc64/edit#slide=id.g47ea9ab7d6_0_96

¿Qué te llevó a ser diseñadora?

Me llevó un par de años entender que podía vivir de la creatividad, creo que como muchas mujeres latinoamericanas me crié entendiendo desde pequeña que iba a enfrentarme a varias adversidades a lo largo de mi vida profesional y eso me llevó por mucho tiempo a pensar que tenía que elegir una carrera más “convencional”. Hasta que naturalmente, empecé a volcarme al diseño, inicialmente me incliné por las artes visuales y fue casi como un paso natural dedicarme de lleno a las artes gráficas y audiovisuales.

¿Qué es lo que te inspira para crear?

La verdad es que todo, ya sea desde una situación en la calle o yendo a un museo, mirando un corto o escuchando una canción. Intento no obsesionarme mucho con el mundo digital, sobre todo entre todo el mar de información visual en el que vivimos. Y prefiero tener un acercamiento más natural a los procesos creativos, aunque también depende del momento y la circunstancia en la que me encuentre personalmente. Hay momentos en los que no encuentro creatividad y tengo que ayudarme un poco a encontrarla, ya sea yendo al cine o saliendo a caminar escuchando música. Pero creo que la inspiración para crear, venga natural o tenga que ayudarla a salir, es una necesidad principalmente de decir algo, de generar una emoción en el otrx y en unx mismx.

¿Cómo es tu día típico de trabajo?

Intento levantarme temprano, aunque depende tmb si estuve trabajando toda la noche o no. Muchas veces me siento más creativa durante la madrugada y eso tmb modifica mucho cómo va a ser mi próximo día. Pero una vez levantada, pongo música siempre, tomo unos mates y casi siempre empiezo contestando emails, haciendo la parte “administrativa” y luego sí, a diseñar, generar moodboards, contactarme con colegas, ir a reuniones o shootings. Lo divertido de ser Directora de Arte es la variedad de los días y los proyectos, a veces me toca estar en la computadora sola diseñando, a veces dirigiendo a un grupo de creativos y otras veces dirigiendo shootings.

¿Qué significa para ti ser una mujer latina en la industria del diseño?

Mucho orgullo, creo que lxs latinxs en general pasamos mucho tiempo mirando para afuera pensando que estamos un escalón más abajo que el resto del mundo y la verdad es que no es así. Como mujer latinoamericana me siento cada vez más orgullosa de pertenecer a mi tierra y poder representarla dónde sea que esté. Tuve la suerte de poder viajar y trabajar como Directora de Arte en lugares lejos de mi país, como Barcelona y es algo que me genera muchísimo orgullo y alegría. Tengo colegas latinoamericanas que para mí son de lo mejor que he visto tanto a nivel profesional como personal y no es algo que se vea todos los días en este rubro. Creo que las latinas además de tener calidad profesional, somos capaces de generar vínculos y de empatizar y ese valor humano realmente es algo que el mundo hoy por hoy necesita y lamentablemente no es de lo más común. En el ámbito del diseño se encuentra de todo y cada vez que me cruzo con una colega latinoamericana es un placer, siempre.

¿Qué sueñas lograr en tu carrera?

A mediano plazo sueño con poder materializar un largometraje que estoy preparando y poder retomar mi proyecto de diseño FUL MUN. Poder seguir trabajando como Directora de Arte y seguir encontrando proyectos que me desafíen y me lleven a ser una mejor Directora y mejor persona aún.

¿Qué consejos darías a aquellas mujeres latinas que quieren entrar en la industria del diseño?

Que lo hagan, de a poco, de a mucho, con miedo, sin miedo, pero que lo hagan. Cada una transita su propio camino, eviten la comparación, las que llegaron antes tuvieron sus dificultades y las que lleguen después o las que aún estén en camino de comenzar, también lideran sus propias batallas. Enfocarse en una misma, trabajar duro, tomarse pausas para respirar y encontrar inspiración y sobre todo creer en una misma, no importa lo que el mundo diga, this is not a man’s world (not anymore).